Sin Cadena
Grava Serenissima

Lutsenko gana la primera carrera de grava de Serenissima

Spread the love

Minali y Haas completan el primer podio

La prueba

El Gravel como competición ha venido para quedarse y que puede rivalizar con las clásicas, por su componente épico. Hoy en esta prueba de Gracia Serenissima, ya hemos visto la cantidad de profesionales de la carretera que han participado.

La superficie cambia, pero el ritmo continúa para Alexey Lutsenko (Astana-Premier Tech), que logró la victoria en solitario en la edición inaugural de la Serenissima Gravel en Piazzola sul Brenta, llegando a meta 42 segundos por delante de Riccardo Minali (Intermarché-Wanty Gobert) y Nathan Haas (Cofidis).

La superficie cambia, pero el ritmo continúa para Alexey Lutsenko

Lutsenko ya había mostrado su forma de final de temporada con la victoria en la Coppa Agostoni el lunes y una demostración combativa en el revivido Giro del Veneto a mitad de semana, y continuó en la misma línea en esta, la primera carrera de tierra expresamente para ciclistas profesionales.

El kazajo atacó solo a 80 km y había acumulado una ventaja de casi dos minutos sobre el grupo de perseguidores de élite cuando cruzó la línea de meta antes de la Villa Contarini de estilo palladiano con 33 km aún por recorrer.

Alexey Lutsenko
Alexey Lutsenko

Esa ventaja se redujo dentro de un minuto después de una vuelta del circuito de finalización de 11 km, cuando Intermarché-Wanty lideró la persecución, pero la fuerza de Lutsenko nunca flaqueó a partir de entonces. Su ventaja se mantuvo intacta cuando sonó la campana, y tendría tiempo suficiente para saborear su victoria, desmontando y levantando su bicicleta por encima de su cabeza al cruzar la línea de meta.

Para saborear su victoria, desmontó  y levantó su bicicleta por encima de su cabeza al cruzar la línea de meta.

Alexey Lutsenko
Alexey Lutsenko

“Esta carrera fue una experiencia nueva para mí y estoy feliz porque es la primera vez que corro sobre tierra”, dijo Lutsenko después de tomar asiento en la sala de prensa. “Fue un poco difícil acostumbrarme a andar en la bicicleta [de grava], pero después de una hora me acostumbré a tomar las curvas, y también ayudó el hecho de haber hecho Strade Bianche en otros años. me alejé solo y obtuve 30 segundos, pero fue difícil porque hay una gran diferencia entre una bicicleta de carretera y una de gravel: aquí hay que seguir empujando “.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.